Despiden a trabajadora por su preferencia sexual

Centro Médico Puerta de Hierro Foto: Incotherm

Centro Médico Puerta de Hierro
Foto: Incotherm

Yuri Delgado, ex empleada del hospital Centro Médico Puerta de Hierro en el municipio de Zapopan, Jalisco, denunció que fue despedida por ser lesbiana.

En enero pasado, Yuri Alejandra Delgado, quien se desempeñaba como recepcionista, fue llamada al departamento de recursos humanos del hospital Centro Médico Puerta de Hierro –sin previo aviso– para los trámites de su despido.

El ingeniero Marco Antonio Elizondo López, responsable del departamento, comunicó a Yuri que Alejandra del Real, jefa del área donde laboraba, consideró que su “preferencia sexual daba una mala imagen al hospital”.

Al saberlo, Yuri pidió al administrativo que la cambiara de departamento pero que no le quitara su empleo; no obstante, Elizondo le dijo que el despido ya había sido aprobado por Adalid Rivas Guerrera, directora médica del hospital.

Cabe acotar que apenas seis meses antes, el Centro Médico Puerta de Hierro tuvo un cambio en el cuerpo directivo que derivó en que en septiembre de 2013 Adalid Rivas ocupara la dirección del hospital, y Alejandra del Real la jefatura del departamento de condominios y de lobby.

Desde hace seis años Yuri ya laboraba en un consultorio privado ubicado en las instalaciones del Centro Médico, pero sin depender  administrativamente de éste, y en paralelo desde hacía tres años se desempeñaba también como recepcionista de un lobby en Puerta de Hierro, cargo del que fue despedida en enero de este año.

Aunque Yuri explicó al hospital que su preferencia y comportamiento dentro y fuera del nosocomio no afectaba su trabajo, el personal de recursos humanos le pidió que desde ese mismo día tomara su finiquito, saliera del hospital y no volviera a las instalaciones.

Debido a que nunca había recibido ninguna llamada de atención ni había incurrido en faltas administrativas, Yuri consideró que su despido era injustificado, por lo que procedió a denunciar ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), lo cual quedó asentado en el expediente 88/2014.

A la par, Yuri solicitó el apoyo de organizaciones defensoras de Derechos Humanos (DH), como el Comité de América Latina para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), para enfrentar las consecuencias emocionales que trajo consigo la discriminación. También interpuso una denuncia ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Luego de que el cuerpo directivo y administrativo del hospital supieron de las denuncias, iniciaron un hostigamiento constante contra Yuri cuando acudía a su otro empleo en el consultorio privado.

Le prohibieron entrar al hospital; si estaba dentro, el personal la sacaba; la miraban ofensivamente y la presionaban para que desistiera de ir a trabajar.

Después de que en marzo pasado Yuri hizo pública su denuncia, el hostigamiento se detuvo pero sus compañeras de trabajo y su pareja, quien también labora en el hospital, han sido cuestionadas por sus jefes y presionadas para que no se involucren con Yuri, no comenten sus publicaciones en redes sociales, ni participen en sus acciones públicas.

Las denuncias

Ante la JLCyA los directivos del hospital fueron contradictorios, ya que primero dijeron que Yuri se había ido por cuenta propia, luego señalaron que nunca habían tenido alguna relación laboral con ella, y después argumentaron que tenía un desempeño inadecuado de sus funciones.

No obstante, los documentos presentados por Yuri revelan que efectivamente fue despedida, que nunca tuvo ninguna llamada de atención ni acta administrativa, y que, incluso, ella firmó de testigo cuando se le entregó la dirección médica a la doctora Adalid Rivas Guerrera.

Actualmente la demanda laboral está en proceso, pero Yuri es todavía hostigada ya que cuando está dentro del hospital el personal de seguridad la vigila constantemente, y el médico cardiólogo con quien trabaja ha recibido llamadas de los directivos para “hablar sobre su secretaria”.

El Conapred, por su parte, solicitó al hospital que inicie campañas para prevenir la discriminación hacia la diversidad sexual, y que lleve a cabo una capacitación para sensibilizar al personal directivo y administrativo del hospital sobre DH y discriminación.

Incluso Yuri Delgado acordó con el hospital que en cuanto inicien las capacitaciones y la campaña, ella tomará el finiquito; no obstante, los directivos siguen contradiciéndose, ya que ante el Conapred aceptan el acuerdo y ante la Junta se niegan. Mientras, el hospital aún no ha emprendido ninguna de las acciones requeridas.

Debido al incumplimiento, Yuri ha pedido que el sanatorio se comprometa por escrito ante el Conapred a llevar a cabo las capacitaciones, o de lo contrario llevará la denuncia ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para que obligue al hospital a realizarlas.

Yuri dijo a Cimacnoticias que recientemente se han acercado a ella otras personas que han pasado por la misma experiencia, por lo que reconoce la importancia de denunciar.

Según el “Diagnóstico sobre la situación de los Derechos Humanos en México”, de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, esta situación es una realidad para muchas mujeres lesbianas a pesar de que la preferencia sexual no es legalmente una causa de recisión de contrato, pero que en algunos casos se justifica con el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo que incluye el término “actos inmorales”.

 

=AJSE=

(CIMAC)


-- Descargar Despiden a trabajadora por su preferencia sexual como PDF --



Entradas relacionadas:

  1. Con engaños reclutan a mujeres como jornaleras
  2. Legislar para acabar con impunidad en el maltrato a jornaleras

Speak Your Mind

*