Pederastia no es “cosa del pasado”; curas deben ser castigados

Foto: Revista Mid Open

Foto: Revista Mid Open

Luego de que el Vaticano argumentó que los delitos de pederastia cometidos por sacerdotes son “hechos del pasado”, la organización civil Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) demandó que las agresiones sexuales sean investigadas y debidamente sancionadas.

Ante la comparecencia de autoridades vaticanas ante Naciones Unidas el jueves pasado, CDD emitió un comunicado para expresar que aunque la Iglesia acepte los crímenes, mientras los delitos de violación y pederastia cometidos por sacerdotes no sean juzgados en el fuero civil, las violaciones a niñas y niños continuarán sucediendo.

Cabe recordar que en julio de 2013, la ONU cuestionó a la Iglesia católica sobre las medidas aplicadas para que ningún miembro del clero acusado de abusos sexuales continúe en contacto con niñas y niños, y la forma en la que suelen cooperar con las autoridades en la investigación de los delitos.

En noviembre pasado el Vaticano se limitó a llamar a los miembros de la Iglesia a “vivir una vida sana”. En respuesta, grupos civiles mexicanos entregaron a la ONU un informe sobre los casos de pederastia ocurridos de 1944 a 2013 en nuestro país y en los que están involucrados sacerdotes.

Los casos denunciados en los que se implicó a la congregación de los Legionarios de Cristo y diversos hechos de pederastia conocidos en otros países, derivaron en que finalmente el jueves pasado el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas evaluara por primera vez la actuación de la Santa Sede sobre su papel para respetar los derechos de la infancia.

A decir de CDD, aunque la comparecencia es un primer paso hacia una rendición de cuentas real, mientras el Vaticano se niegue a brindar datos de sacerdotes abusadores, se niegue a que sean juzgados en el fuero civil, y continúe rechazando que hay obispos involucrados en el encubrimiento, se “seguirá alimentando la impunidad y las violaciones”.

CDD calificó las respuestas de la Santa Sede como “ambiguas”, pues no proporcionaron cifras precisas sobre los casos de abuso sexual, y relegaron la responsabilidad a las iglesias locales.

El Vaticano –dijo la organización– sostuvo que “los abusos pertenecen al pasado”, pero no planteó acciones ni mecanismos reales para evitar que los delitos continúen sucediendo, ni para que las víctimas accedan a la justicia.

En ese sentido, pidió al Comité de la ONU emitir recomendaciones contundentes al Vaticano, y que le exija denunciar ante la justicia civil a todos los sacerdotes que han cometido o cometan delitos.

Asimismo, CDD propuso la creación de una comisión independiente en la que las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes brinden sus testimonios, y difunda los resultados obtenidos.

La organización consideró que la Santa Sede debe reconocer públicamente su responsabilidad estructural en los casos de abusos sexuales.

 

=CIMAC=


-- Descargar Pederastia no es “cosa del pasado”; curas deben ser castigados como PDF --



No hay entradas relacionadas.

Speak Your Mind

*