Tras lucha judicial, sonorense recuperó a su hija de padre francés

Foto: Contactox.net

Foto: Suhei Lara (Contactox.net)

Tras una ardua lucha de cuatro meses por recuperar a su hija, María Eiletia Suhei Lara López, madre de Léoni, una niña sonorense de seis años que fue sustraída por su padre, Thierry Salingue, de origen francés, bajo el argumento de que no le gusta cómo está organizado México, pudo tenerla nuevamente consigo.

Léoni regresó a Hermosillo, Sonora, luego de pasar cuatro meses en Francia, pese a que su padre debió entregarla a su madre desde agosto pasado, tras visitar a su familia paterna en Bourdeaux, Francia.

María Eiletia logró el retorno de su hija mediante una larga lucha burocrática que incluyó estudiar el Código civil francés, superar sus escasos conocimientos de la lengua francesa, escribir a personas que pudieran ayudarle a lograr su objetivo, todo ello basada en la Convención de La Haya, el acuerdo firmado por México y Francia, entre otros países, para dirimir casos de sustracción de menores por alguno de sus padres sin el consentimiento del otro, como fue el caso de Léoni.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México, relató la madre, la trató con frialdad y le avisó de forma apresurada que debería presentarse ante un juzgado en Francia para que definieran en una audiencia si la niña regresaba o se quedaba en Europa.

Suhei pudo llegar a Francia, acompañada de su madre, tras reunir unos 200 mil pesos, con lo cual también pagó traducciones de documentos, hospedaje y los honorarios de una abogada, por diez mil euros, ya que las autoridades mexicanas nunca cumplieron su promesa de facilitarle los servicios de abogacía y traducción. Cuando contacté con el consulado mexicano en  Bourdeux, relata la mujer, simplemente le dijeron que no tenían conocimiento del caso y que no estaban facultados para proporcionarle abogado ni traductor.

Suhei entendió que estaba sola y con esa conciencia acudió a la audiencia, el 18 de noviembre pasado –día inhábil en México, por lo que no abrió el consulado- donde las autoridades analizaron la probable responsabilidad del padre de la niña al retenerla. Ahí escuchó y respondió, en su limitado francés, señalamientos sobre su persona, su familia y sus amistades, argumentos utilizados por el padre para desacreditar su capacidad de hacerse cargo de la niña, todo lo cual desmintió con sus 15 kilos de pruebas documentales, incluso fotografías y testimonios, que llevó desde México.

El encuentro con el padre de su hija fue hostil, recuerda Suhei, pero pese a que fueron varios días de audiencia y el responsable de retener ilegalmente a la niña era él, ella tuvo que solventar los gastos, por lo que insistió ante la jueza, quien también funge como fiscal, para que las citas no se programaran en fechas lejanas.

Le preocupaba especialmente que no enviaran a Léoni a un albergue del Estado durante seis semanas, en tanto definían con quién se quedaría. Finalmente, aunque la jueza determinó que sería Suhei quien tendría la custodia, Thierry Salingue intentó dificultar el proceso y retuvo el pasaporte y otros documentos de su hija para retrasar su regreso.

Ella le propuso que si le daba el pasaporte, Léoni podría visitar a su familia paterna para despedirse. Así se hizo, pero faltaba aún un acto más del hombre, ya que se declaró en banca rota para incumplir con su responsabilidad de hacerse cargo de los gastos ocasionados por su actuación.

Suhei cuenta que su madre informó del caso a Angélica Rivera, esposa de Enrique Peña Nieto, y que la SRE, días antes de la audiencia, le comunicó que estarían al pendiente, aunque el embajador mexicano en Francia aclaró que no estaba facultado para intervenir.

Sin embargo, recuerda, esa aparente disposición desapareció cuando estuvo en Bourdeux y enfrentó sola, con sus propios recursos económicos, un proceso  sobre un delito cometido en su contra. En contraste, mucha gente se unió a la causa a través de las redes sociales e integrantes de la comunidad mexicana en Bourdeaux, así como un traductor, le ofrecieron apoyo.

Actualmente, el señor Thierry Salingue enfrenta una orden de protección, emitida por la jueza del Juzgado Tercero de lo Familiar en Sonora, que le impide acercarse a la niña a su madre ni a familiares. Y está en proceso la petición de custodia completa que solicita Suhei, así como una petición de alerta en caso de que él entre a territorio mexicano.

Como enseñanza de esta experiencia, dice Suhei Lara, llamo a las mujeres que tenemos hijas e hijos con padres extranjeros para que tomen previsiones legales, documentales, para definir claramente quién tiene la custodia, no solo de hecho, sino de derecho.

 

=SNE=

(CIMAC)


-- Descargar Tras lucha judicial, sonorense recuperó a su hija de padre francés como PDF --



No hay entradas relacionadas.

Speak Your Mind

*