Desinterés por las mujeres en mensaje de Peña Nieto

Foto: Juez Noticias

Foto: Juez Noticias

Activistas y defensoras de las mujeres criticaron el mensaje con motivo del Primer Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, por considerar que omitió las demandas y la grave situación por la que atraviesan las mexicanas en materia de Derechos Humanos (DH), violencia y salud.

María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, manifestó su preocupación por la omisión de Peña Nieto ante la problemática nacional del feminicidio, y acusó que de esta manera la administración federal invisibiliza –una vez más– la violencia contra las mujeres.

Y es que en su mensaje desde la residencia oficial de Los Pinos, el Ejecutivo aseguró que la inseguridad ha disminuido de manera significativa, y que los homicidios dolosos bajaron 13.7 por ciento en comparación con el periodo comprendido entre diciembre y junio de 2012.

Igualmente destacó una reducción en el número de personas ejecutadas en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Chihuahua.

No obstante, Peña Nieto no especificó en qué parámetro basó su comparativo y tampoco precisó si se trataba de homicidios dolosos de mujeres u hombres, por lo que se desconoce si la aseveración también es cierta para las cifras de feminicidio, criticó Luz Estrada.

Cabe destacar que no es la primera vez que la administración federal omite hablar o actuar en contra del feminicidio, pues aunque el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 cuenta con un apartado para el combate a la inseguridad y se plantea la perspectiva de género como un eje transversal, no se especifica cómo se combatirá este flagelo.

En materia humanitaria, Edgar Cortez, integrante del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHyD), criticó que Peña Nieto no haya realizado un recuento de los avances, sino que sólo mencionó una lista de pendientes que no se han cumplido.

En su mensaje, el Ejecutivo anunció que presentará un paquete de iniciativas sobre DH que incluirá la redefinición del fuero militar, aunque no abundó más sobre el tema ni explicó en qué consistirán las reformas.

Es de destacar que el Senado ya aprobó en comisiones un dictamen para que las violaciones a DH cometidas por militares contra civiles ya no se juzguen en el fuero castrense. Eventualmente, la aprobación de esa iniciativa podría atorarse de llegar la nueva propuesta de Peña Nieto.

Cortez mencionó que del Primer Informe de Gobierno se puede entender que hay una serie de de pendientes en materia de DH, ya que de la reforma constitucional en la materia, aprobada en 2011, se derivan leyes secundarias que hasta el momento no han sido discutidas.

Puso como ejemplo la ley reglamentaria para el tema de la reparación del daño, pues aunque hay quienes señalan que esta omisión fue subsanada con la Ley General de Víctimas, Cortez explicó que aún queda debatir el tema, y ése es un pendiente que hasta ahora sigue en lista de espera.

El defensor de los DH dijo que la reforma al fuero militar es un viejo déficit del gobierno, una reforma que se tuvo que hacer desde hace cuatro años, derivado del cumplimiento de las sentencias de tribunales internacionales que exhortaron a revisar esta legislación.

“Lo que vamos viendo es un gobierno que sigue dándole seguimiento y continuidad a las acciones que ya hacían los anteriores gobiernos y más bien se ven pocas novedades”, dijo.

Respecto a la salud femenina, Axela Romero, integrante de Salud Integral para la Mujer (Sipam), dijo que con su mensaje Peña Nieto demuestra que ha estado más ocupado en garantizar que se ejecuten las reformas estructurales y menos en la defensa de las mexicanas.

Denunció que en lo que va de este gobierno han desaparecido ámbitos estratégicos para la salud de las mujeres, como la anticoncepción para adolescentes, así como la reducción en el presupuesto en la materia, como lo fue para el Centro Nacional para la Equidad de Género, de la Secretaría de Salud, instancia rectora en los programas de salud sexual y reproductiva de las mexicanas.

La activista dio una lectura poco positiva del mensaje oficial por las carencias que se están viendo en los programas sociales. Muestra de ello, precisó, es el programa más importante para Peña Nieto, la Cruzada contra el Hambre, la cual –según la especialista– fue limitado de 800 municipios donde se pensaba implementar a sólo 75.

En su balance, Daniel Zapico, representante de Amnistía Internacional (AI) en México, dijo que en materia de acceso a la salud de las mexicanas hay numerosas promesas y compromisos, pero pocas medidas efectivas y sin avances sustantivos en ninguna área.

Mencionó que en salud sexual y reproductiva no hay avances, si se toma en cuenta las altas tasas de mortalidad materna en comunidades indígenas que viven afectadas por la pobreza.

Según la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), el promedio de mortalidad materna (MM) indígena supera los 80 decesos por cada 100 mil nacidos vivos, el doble que el promedio nacional, que es de 43 fallecimientos.
Lo que deja a México sin cumplir el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de Naciones Unidas, de reducir la MM en tres cuartas partes antes de 2015, y llegar así a 22 fallecimientos por cada 100 mil nacidos vivos.

Zapico reconoció que si bien los cambios en esta materia requieren tiempo, el gobierno de Peña Nieto ya debería tener algunos logros y dio como ejemplo que “aún no se ven” la inclusión de la perspectiva de género en el diseño de sus políticas públicas, así como los cambios legislativos para garantizar el acceso de las mujeres a servicios de salud sexual y reproductiva.

 

=AGM, AZM. LOA=

(CIMAC)


-- Descargar Desinterés por las mujeres en mensaje de Peña Nieto como PDF --



No hay entradas relacionadas.

Speak Your Mind

*