México, un país con crecimiento competitivo. Entrevista al diputado Adolfo Orive Bellinger

Dr. Adolfo Orive Bellinger, presidente de la Comisión de Competitividad Foto: Mónica Muñiz

Dr. Adolfo Orive Bellinger, presidente de la Comisión de Competitividad
Foto: Mónica Muñiz

México es un país de grandes riquezas y recursos, de los cuales muy pocos se aprovechan en su totalidad. La sociedad mexicana está tan acostumbrada a satisfacer sus necesidades con bienes y servicios provenientes del extranjero, que no se da la oportunidad de conocer lo que su propio país puede brindarle, así como limita el crecimiento de empresas mexicanas.

El diputado Adolfo Orive Bellinger, presidente de la Comisión de Competitividad, explicó para Diario Jurídico la labor que los integrantes de la misma están haciendo para llevar a México a términos altos en materia de competitividad. Asimismo, trató temas importantes y necesarios para para el crecimiento del país.

Tras haber culminado la carrera de Ingeniería Civil, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Adolfo Orive decidió inclinar sus próximos estudios a la materia política y económica, por lo que estudió el Doctorado de Economía Política, en la Universidad de París.

Sus estudios por el extranjero no culminaron, ya que posteriormente realizó un posgrado en la Universidad de Cambridge, Inglaterra; tampoco dejó las aulas, pues decidió compartir sus conocimientos, empleándose como como profesor en la Facultad de Economía de la UNAM.

Dentro de la trayectoria profesional del Dr. Orive, se encuentran 20 admirables años de lucha social: “Ayudaba a campesinos, obreros, colonos populares, es decir, la gente que llegaba a la ciudad a buscar empleo, a que efectivamente pudieran organizarse y vivir mejor. En el caso concreto de los campesinos, los ayudamos a formar uniones de crédito, a constituirse en ejidos, a hacer comercializadoras… En Chiapas, inclusive, hicimos un beneficio de café, que llegó a exportar 40 mil quintales al año a Europa; era café de primera. En el caso de los obreros, los ayudamos a democratizar sus sindicatos”, comentó.

Brindó su asesoría a distintos presidentes de la República; uno de los casos: la formación del movimiento Solidaridad, en los 90.

Después de culminar un segundo doctorado, y tras pasar de diputado local a federal, actualmente preside la Comisión de Competitividad. “Creo que he tenido la fortuna, como diputado local, de promover la Ley de Participación Ciudadana. Por cierto, estamos a unos cuántos días de la segunda elección de los comités ciudadanos en las mil 815 colonias del Distrito Federal”, añadió.

¿Qué hace por México la Comisión de Competitividad?

La Comisión de Competitividad, explicó el diputado Adolfo Orive, tiene una función directa y una función general: “La función directa es hacer la Ley Reglamentaria de las reformas a los artículos 25 y 26 constitucionales, mismos que rigen los derechos económicos de los mexicanos. El artículo 26 habla de la necesidad de realizar una planeación democrática, y que a partir de ella surja lo que se conoce como el Plan Nacional de Desarrollo, que es sexenal. Se modificaron esos dos artículos, introduciendo el concepto de competitividad; es decir, el tipo de economía que debe impulsar la rectoría del Estado debe ser una economía competitiva. El término de competitividad sería la parte general; la parte específica es el asunto de la Ley Reglamentaria”, explicó.

México en materia de Competitividad

Para el diputado del Partido del Trabajo (PT), la competitividad de la economía mexicana no se logra con el abatimiento de costos salariales, ya que con esto se reduce el poder adquisitivo de la economía interna, y si éste se reduce, la esperanza de vida de las micro y pequeñas empresas se reduce de menos de tres años a menos de un año, lo que ocasionaría, en cadena, la quiebra de más micro y pequeñas empresas, desempleo y menos desarrollo económico.

El ideal para lograr la competitividad en México, piensa el doctor, radica en incrementar la productividad de las empresas: “Hemos venido decreciendo en productividad, desde 1980 hasta la fecha, a una tasa de menos 0.7 por ciento anual; lo que quiere decir  que la productividad de la economía mexicana, ahorita, es inferior a la productividad existente en 1980”, dijo.

En México, hay una distribución terriblemente inequitativa en las productividades, pues las grandes empresas son muy fructíferas, y las micro y pequeñas lo son muy poco: “Los sectores avanzados son muy productivos, el automotriz, el aeronáutico; pero todo el sector  servicio, sobre todo, el de comercio al menudeo, es muy poco remunerador. Asimismo, en términos de regiones, en el norte del país hay empresas muy productivas, y en el sur, muy poco productivas. Para esto, sería necesario crear ‘una clase media de productividades’ que nos permita que la economía crezca, que haya más empleo y que se generen mejores ingresos para las clases trabajadoras”, declaró nuestro entrevistado.

México, un país de oportunidades

“El problema no es tanto si los inversionistas extranjeros nos ven como un país de oportunidades; lo que debe pasar es que los propios mexicanos veamos a nuestro país de esta manera, así como los extranjeros que ya invirtieron en México”, aclaró el diputado Orive, al cuestionársele sobre las oportunidades existentes en México al emprender y sacar adelante un negocio.

“Es muy importante que no pensemos que la productividad o la competitividad tienen que ver con todo el país hacia el extranjero, sino cómo somos productivos y por lo tanto competitivos al interior del país, que es en donde estamos fallando. Es por esto que las importaciones crecen; cada vez importamos más porque las empresas mexicanas no producen competitivamente lo que consumimos los mexicanos”, añadió.

Uno de los problemas que ha permanecido en México es la economía informal, misma que Orive Bellinger definió como “la respuesta que dan los mexicanos al desempleo”, por lo que, para hacer de México un países de grandes oportunidades, es necesario un arduo trabajo en la generación de empleos.

Legislación en México

En comparación con sexenios pasados, el trabajo legislativo se ha acelerado enormemente, dijo el Dr. Orive. Además, citó al Pacto por México como una herramienta clave para el logro de esta benéfica aceleración. “Tengo entendido que el Pacto continuará en el segundo año de la LXII Legislatura –en el próximo periodo de sesiones– por lo que espero podamos sacar adelante las leyes que se necesitan para que los mexicanos vivamos mejor”, opinó.

Reforma Fiscal

Otro de los temas que influyen en la competitividad en México es el sonado surgimiento de una reforma hacendaria, a lo que el diputado Adolfo Orive declaró: “Debe hacerse una reforma fiscal que incentive la inversión, la generación de empleo y el hecho de que mejoremos nuestra capacidad tecnológica y organizacional en la planta productiva. Debe ser una reforma fiscal que le ‘pegue’ a los grandes ingresos. No puede ser que la inequidad en materia de ingresos en México sea tan grande”.

Con el pago de impuestos acorde a los ingresos de las grandes empresas, el gobierno mexicano tendría los recursos necesarios para incentivar el desarrollo económico.

Un tema polémico: la educación

“Llevamos décadas de no tener realmente un buen proyecto educativo, y esto es debido a que no contamos con un buen proyecto de nación… si éste no existe y nadie sabe a dónde vamos, ¿para qué nos formamos?”, cuestionó el presidente de la Comisión de Competitividad.

La cantidad de egresados de las universidades mexicanas que no encuentra empleo es enorme porque, según palabras del diputado, “no hay un acoplamiento  entre la planta productiva y el sistema educativo; el gobierno, al no querer gravar los ingresos altos, no tiene los recursos suficientes para tener más universidades públicas, y la gente que no tiene empleo tampoco puede pagar las universidades privadas”. Con esto, recordamos que en México tenemos 7.7 millones de jóvenes que no reciben educación, ni tienen empleo.

“Creo que sí debemos hacer una reforma profunda en el sistema educativo para darle a los mexicanos de las próximas generaciones instrumentos que les permitan tener un buen empleo y lograr desarrollarse humanamente a lo largo de su vida”, afirmó.

Para culminar la entrevista, el diputado Dr. Adolfo Orive Bellinger exhortó a los mexicanos a ejercer su ciudadanía: “Precisamente porque leen Diario Jurídico, confío en que sean conscientes de que deben desarrollarse plenamente como ciudadanos, y el ser ciudadano implica tener interés por los asuntos públicos de la ciudad y la nación”, concluyó.

 

=Mónica Muñiz=


-- Descargar México, un país con crecimiento competitivo. Entrevista al diputado Adolfo Orive Bellinger como PDF --



No hay entradas relacionadas.

Speak Your Mind

*