Fortalecer la formación de educadores en ciencia y tecnología, mediante reformas

conacytEl Pleno camaral aprobó por unanimidad de 399 votos una adición al artículo 2 de la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para que esta instancia vincule a los investigadores del país con el Sistema Educativo Nacional y las organizaciones de la sociedad civil, a fin de fortalecer la formación de los educadores en ciencia y tecnología.

El dictamen, presentado por las Comisiones de Educación Pública y Servicios Educativos, y de Ciencia y Tecnología, precisa que el Conacyt debe emprender acciones para fomentar y fortalecer las actividades de divulgación científica entre esos actores.

Refiere que en México existe una evidente desvinculación entre los docentes de educación básica y los investigadores, en lo que respecta a intercambio de estrategias que generen una cultura científica en los alumnos.

En la fundamentación del dictamen, la diputada Dora María Guadalupe Talamante Lemas (Nueva Alianza), aseguró que, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los emprendedores de nuestro país califican a las instituciones científicas con 3.5 puntos, de 7 posibles, y la colaboración de universidades y empresas con tan sólo 3 puntos.

En cambio, las calificaciones de Estados Unidos son de 5 y 6.5 puntos, respectivamente. “México cuenta con un amplio rezago en materia de ciencia y tecnología, reflejado en la baja competitividad a nivel internacional”, enfatizó.

Sostuvo que el elemento fundamental entre ciencia y desarrollo, lo constituye el capital humano, pues la solidez de este vínculo depende de la interacción entre educación e investigación.

“La educación como un proceso de aprendizaje y la investigación como un proceso de formación y adaptación de conocimientos, a fin de incrementar el número de investigadores que el país necesita”, detalla.

Estimó que el conocimiento científico y las actitudes tecnológicas en la sociedad aumentan la productividad y contribuyen al bienestar social, además de que su divulgación es un instrumento muy importante para la educación no formal y formal.

Talamante Lemas dijo que las comisiones encargadas de dictaminar la propuesta reconocen que la ciencia y la tecnología son aspectos de gran importancia para el desarrollo económico del país, y deben estar al alcance del público en general.

A su parecer, los estudiantes del Sistema Educativo Nacional “deben conocer y entender la importancia y el impacto que genera el desarrollo científico y tecnológico, por lo que es tarea del Estado promover y apoyar a la investigación científica y tecnológica en la educación básica, media superior, superior y especial del país”.

“Es necesario que se fortalezcan, en todos los niveles educativos, la creación y formación del conocimiento científico y tecnológico, al mismo tiempo que se promuevan a otros sectores del país como parte de su cultura”, planteó la legisladora.

En la manifestación de posicionamientos, el diputado Rubén Benjamín Félix Hays (Nueva Alianza) detalló que en México sólo 23 de 175 universidades concentraron en el 2011 el 85 por ciento de la producción científica, generando nueve mil 913 artículos de investigación, es decir, 87 por cada millón de habitantes en el país.

Esto, dijo, nos colocó en la tercera posición de los países de Iberoamérica, lejos de Brasil, que triplicó esta cifra, y de España, que la cuadriplicó. Por otra parte, continuó, a julio de 2012 se dieron seis mil 806 patentes, lo que representa 62 por millón de habitantes, sin considerar que sólo 172 fueron de nacionalidad mexicana.

“Esto nos permite refrendar lo que los expertos señalan: que para que el conocimiento científico y tecnológico genere sentido en la sociedad, no existe mejor época que durante el proceso formativo”, sostuvo.

Por su parte, Nelly del Carmen Vargas Perez (MC) destacó que en México sólo invierte 0.4 por ciento del PIB en ciencia y tecnología, lo que representa que por cada mil habitantes haya un científico, mientras que en países como España son más de tres.

Consideró indispensable otorgar más recursos para la ciencia, ya que lo ideal, recomendado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), es de al menos 1 por ciento del Producto Interno Bruto.

En su turno en la tribuna, Héctor Hugo Roblero Gordillo (PT) coincidió en que los conocimientos adquiridos propician el aumento de la productividad y contribuyen al bienestar social, por lo que resulta indispensable fortalecer y vincular todos los niveles educativos en tal sentido.

Con estas enmiendas, sostuvo, “se pretende que los estudiantes del Sistema Educativo Nacional conozcan y entiendan la importancia que genera el desarrollo, por lo que el Estado debe asumir la promoción y el apoyo financiero a la investigación científica y tecnológica en todos los niveles de la educación”.

Por parte del PRD, Andrés Martínez Rojas refirió que en Inglaterra existen cadenas de televisión que producen documentales de divulgación de ciencia y tecnología, con lo que fomentan y retroalimentan el interés por estos temas. Eso, finalmente, conduce al desarrollo científico y tecnológico y, por ende, al desarrollo económico de estos países, comentó.

“No es el caso de México, donde vemos una ausencia casi total de divulgación científica y tecnológica en medios de comunicación. En estos aparece la ciencia y la tecnología únicamente como una nota curiosa, pero no se profundiza en el impacto que tiene precisamente la ciencia y la tecnología; no hay una producción de su divulgación”, señaló.

Dijo que en los países desarrollados, y por lo tanto con economías de punta, hay una relación muy estrecha con la divulgación científica, es decir, cumple un papel muy importante.

Por último, José Enrique Reina Lizárraga, de Acción Nacional, explicó que su grupo parlamentario respalda el dictamen, ya que la participación social de la ciencia y la tecnología debe ser pensada y estructurada por diferentes actores, a fin de permitir y posibilitar que la sociedad incorpore a su quehacer un conocimiento fundamentado en estas materias.

Consideró que esta reforma va de acuerdo a la construcción de una educación de calidad, pues las acciones que plantea favorecerán la alfabetización científica y posibilitarán una oferta suficiente y pertinente de productos de divulgación, hechos con la certeza de que se convertirán en eficientes antídotos en contra de la exclusión, la marginación y la ignorancia.

“En una sociedad democrática, comprender el trabajo de los científicos posibilita a las personas a una mayor y mejor participación en las decisiones sobre cómo resolver los problemas sociales. En este sentido, la divulgación científica se constituye en una forma alterna de educar que contribuye indiscutiblemente a desplazar las ideas erróneas que se originan por la desinformación”, concluyó.

El proyecto de decreto que adiciona el artículo 2 de la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, en materia de divulgación de la ciencia y la tecnología, fue turnado al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales.

=Cámara de Diputados=


-- Descargar Fortalecer la formación de educadores en ciencia y tecnología, mediante reformas como PDF --



No hay entradas relacionadas.

Comments

  1. jose says:

    Me pareci? raro leer un post asi en este sitio ,en
    cambi? he quedado realmente as?mbrado en esta ocasion

Speak Your Mind

*