Reforma sanitaria para garantizar derecho al aborto

Foto: César Martínez López CIMAC

Foto: César Martínez López
CIMAC

La doctora en Antropología y fundadora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Marta Lamas, criticó que las recientes reformas constitucionales –entre ellas la educativa y la energética– “no hayan permitido un debate” sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mexicanas.

En entrevista con esta agencia, la especialista advirtió que la aprobación de las reformas en telecomunicaciones, educación, política y energética, mantuvieron “cooptadas” las discusiones y las coberturas mediáticas sobre otros temas de importancia, como el pleno acceso de las mujeres a su salud sexual y reproductiva.

Por ello, Lamas urgió al Estado mexicano a plantear una reforma sanitaria y de salud, en la que el acceso legal a la interrupción del embarazo se vea a la vez como un servicio y un derecho.

“Yo esperaría que un gobierno que presume que es muy moderno (el de Enrique Peña Nieto), se ponga las pilas y avance sobre la despenalización del aborto”, convocó.

Al solicitarle un balance en la materia del primer año de gobierno de la actual administración federal, Marta Lamas recordó que la historia de los derechos sexuales y reproductivos con las gestiones del Partido Revolucionario Institucional (PRI) “no ha sido muy buena”.

La experta apuntó que este año se presentaron (o anunciaron) iniciativas gubernamentales a favor del aborto legal en Tabasco, Guerrero y Morelos, estados gobernados por el opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero que para ser aprobadas tendrán que contar con el apoyo de las otras fracciones parlamentarias. “(Ahí) podremos vislumbrar cuál será la postura del actual gobierno en estos temas”, aclaró.

En ese tenor, Lamas declaró que “no es raro” que México haya signado el Consenso de Montevideo emanado de la reciente Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, y el cual pugna por garantizar el derecho al aborto legal, ya que nuestro país es un Estado acostumbrado a la “simulación internacional”, consideró.

No obstante la antropóloga acotó que en caso de que la firma del Consenso de Montevideo tenga efectos positivos para las mexicanas, éstos se verán a largo plazo.

Cabe apuntar que tan sólo durante 2013 hubo una andanada priista contra el aborto en los estados de Michoacán, Aguascalientes y Tlaxcala.

En su momento Cimacnoticias informó que en las dos primeras entidades los diputados priistas Antonio Sosa López (Michoacán) y José Luis Alférez (Aguascalientes), presentaron iniciativas de reforma a sus constituciones locales a fin de “proteger la vida desde la concepción” y penalizar así la interrupción legal del embarazo.

En enero de este año el Congreso de Tlaxcala aprobó la iniciativa presentada por el gobernador priista Mariano González Zarur, con lo que se endurecieron las penas para el delito de aborto y se eliminaron algunas de sus causales legales.

Desde el 1 de diciembre de 2012, cuando Peña Nieto asumió el Ejecutivo federal, creció el temor de organizaciones civiles que defienden y promueven los Derechos Humanos de las mujeres, al augurar que “el regreso del PRI implicará un retroceso para los derechos sexuales y reproductivos”.

=CIMAC=


-- Descargar Reforma sanitaria para garantizar derecho al aborto como PDF --



No hay entradas relacionadas.

Comments

  1. Gilberto Gutierrez says:

    Difiero del artículo, impulsa una postura que hace equivalente el derecho al aborto a un avance legislativo.

    Es una posición periodística claramente dogmática dirigida a excluir antagonismo.

    Previo a asumir posturas (en artículos informativos y no de debate) se debería permitir al lector preguntarse ¿es válido el aborto? ¿desde cual punto de vista? ¿por qué motivo se impulsan las reformas de protección a la vida desde la concepción? ¿es la mujer efectivamente quien puede o debe ejerce el derecho sobre su cuerpo? ¿el bebé (producto, feto, grupo celular o cómo eufemísticamente se incline cada quien a nombrarlo) es parte del cuerpo de la madre?

    Personalmente me declaro pro-vida, pero ello no me resta objetividad para analizar puntos de vista contrarios al mío y el artículo creo careció de esa objetividad.

    Por lo demás, felicidades a este sitio

Speak Your Mind

*